Cómo se vuelve una Policía más humana

0
158

Por Noé Pernía

¿Tiene algo de bueno la Policía Metropolitana de Bogotá? En Voz Hoy le echamos un vistazo a la cuenta en Twitter de @PoliciaBogota para mirar cómo se está comportando frente al público internauta.

Lo primero que hay que decir es que si entras a la web te darás cuenta de una diferencia que marca dos tipos distintos de expresar una misma personalidad corporativa.

La de @PoliciaBogota conecta con los capitalinos porque cuida tremendamente el vínculo con las personas y la sensibilidad del ciudadano.

La web marca una distancia que casi provoca miedo con esas imágenes de operaciones tácticas, armamentos, helicópteros y uniformes.

Son dos plataformas que ofrecen lecturas diferentes y cada una con su circuito propio de efectos.

Una inspira empatía y distensión, la otra respeto y alarma.

Por ejemplo, son muy enaltecedoras las fotografías que han publicado en el Twitter con los funcionarios divirtiéndose con los pacientes infantiles de un hospital.

Lo cumbre es la cabecera de esta cuenta, no muestra nada que nos recuerde a un organismo de seguridad del Estado, vemos la diagramación de un mural con un texto que aconseja tomar precauciones a la hora de volar cometas.

¿Por qué han cambiado las policías?

Las policías de los países iberoamericanos no han gozado históricamente de mucho prestigio por un cúmulo de razones.

Oscilan desde las nefastas experiencias de las dictaduras y los gobiernos represivos hasta la corrupción y los vínculos con el crimen organizado.

No han desaparecido la represión y la delincuencia, lo que ha ocurrido es que constantemente muta el criterio de autoridad y los modos de ejercerla.

En las dictaduras y los regímenes de fuerza las policías son extensiones de control político y por ello no suman institucionalidad a su razón de ser.

Hoy los comisarios, comandantes y portavoces policiales se especializan en gerencia y Derechos Humanos, entienden la seguridad desde la convivencia humana y no desde el castigo y la pena.

Las policías en este mundo cambiante son menos punitivas y mucho más protectoras.

Se han dado cuenta de que el liderazgo no se impone sino que se cosecha con estrategias puntuales que gracias a las redes llegan a cada infociudadano conectado como es el caso de la gran mayoría de los bogotanos y bogotanas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here